The Grannies BookCrossing: libros y lana.

Bookcrossing L'Atelier de l'Obi

 

The Grannies Bookcrossing es una iniciativa cultural  que busca el fomento de la lectura y el el DIY (Do It Yourself) , creada y dirigida por Soraya G. Aldea (Udonwool ) en 2012. “Me parecía bonito hacer una actividad de animación a la lectura”, me cuenta Soraya,” y no sólo eso, creo que liberando hacemos un regalo altruista a un desconocido, con lo cual practicamos una actitud muy positiva de dar algo bueno sin buscar el recibir nada a cambio, provocamos una reacción en la gente, que normalmente va a tope de prisas y llena de preocupaciones.”

 

Y se le ocurrió unirse a la iniciativa internacional Bookcrossing pero forrando de lana los libros liberados. El Bookcrossing consiste en elegir un libro, darlo de alta con un código en una web diciendo dónde lo vas a “liberar”, ponerle unas etiquetas identificativas y depositarlo en el punto que has escogido el día 23 de abril, Día del Libro. Pasa a formar parte de un “mapa de libros” y quien quiera puede buscarlo y , al encontrarlo, puede notificarlo a la página de manera que la persona que se ha desprendido de él puede ahora saber quién es su nuevo dueño o dueña.

 

 Grannies_etiqueta-ESP1-597x1024

 

Con The Grannies Bookcrossing, Udon Wool quiere aunar libros y ganchillo.”Forrar los libros es una manera de llamar la atención”, asegura la tejedora. “Al principio, se pedía que las fundas fuesen cerradas del todo, cosidas, porque necesitaba que la gente las abriese, rompiese el tejido para sacar el libro… Ese gesto habla mucho del desapego a las cosas, de USAR, de vivir las cosas, de darles la importancia que tienen y de poner el acento en la experiencia.” Ahora la mayoría de fundas llevan una cremallera, un botón, un velcro, de manera que se pueden volver a usar con otros libros.

 

Forrar libros es una manera de llamar la atención.

 

Hace cuatro años esta tejedora no pasaba por su mejor momento y la creatividad y todo lo que supuso esta acción le ayudó a remontar y a seguir superando obstáculos focalizando en un objetivo concreto.”La verdad es que  siempre me ha interesado el Geocaching y el bookcrossing”, asegura Soraya, “y la manera en la que mejor me expreso yo, como diseñadora de punto, es tejiendo. Mis piezas de arte buscan el lado más textil, así que, era una manera que se me ocurrió de celebrar el Día del Libro”.  Para la diseñadora, las acciones en la calle nos hacen recuperar el espacio público. “Es una manera de sentirlo más nuestro y, me gustaría creer, que eso sirve para cuidarlo más. Para humanizar las ciudades”.

 

 

El primer año sólo se liberaron libros en Madrid, pero a partir del segundo se unieron tejedoras de Barcelona, Valencia, Alicante, País Vasco, Pamplona… incluso se llegaron a liberar libros en Londres o las Cataratas de Iguazú, llegando a liberarse entre 50 y 100 libros en cada edición. Este año de nuevo se espera que se liberen unos 100 ejemplares.

 

Quedan tres días pero oye, ¡dos grannies se hacen en un pispás! Aquí te dejo el link al grupo de Facebook para que estés al día y sepas dónde se liberan libros durante la jornada del sábado :).
¿Tú vas a participar?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s